.

ESTE BLOG FORMA PARTE DE UNA RED DE BLOGS EN HOMENAJE A 80 ARQUITECTOS, INGENIEROS, CONSTRUCTORES Y ESCULTORES DEL PERIODO 1880-1940.

AUTOR:
FABIO PERLIN

CONTACTO:
archivoperlin@gmail.com

jueves, 4 de octubre de 2012

Arquitecto Henrik Aberg / La Plata / Museo de Ciencias Naturales (1883-87)



Breve reseña

El gérmen del Museo de La Plata tuvo lugar en otro sitio y bajo otro nombre al sancionarse la ley para la creación del Museo Antropológico de Buenos Aires en 1877 por la Legislatura Bonaerense.
Su fundador Francisco Pascacio Moreno era un joven de 25 años apasionado por los fósiles y restos arqueológicos que ya había realizado peligrosas expediciones a la Patagonia sin más que su pasión por la naturaleza, con una colección propia recolectada durante diez años.
El Ministro del Gobierno Provincial, Vicente Quesada, menciona la necesidad de fundar un Museo de Ciencias Naturales que podría estar formada por las colecciones de Moreno.Éste enterado de ese mensaje elevado a la Legislatura Provincial en Mayo de 1877, ofrece en calidad de donación su museo personal.
El Gobernador Bonaerense, Carlos Casares, sanciona la ley de creación del museo el dia 17 de Octubre de 1877 y poco después se designa a Moreno como su primer director.Más tarde abre sus puertas en el segundo piso del antiguo Teatro Colón, solar conocido como el "Hueco de las ánimas".
Gobernaba el Presidente Nicolás Avellaneda, que propone la ley de Federalización de Buenos Aires, antes de finalizar su mandato, sancionada en Septiembre de 1880.
Poco después asume la presidencia el General Julio Argentino Roca, quién había triunfado en las elecciones del 1° de Abril, iniciándose así la famosa generación del '80 que vendría plasmada de progreso, ciencia y cultura y llevaría a la Argentina hacia la cima del mundo Latinoamericano.
El 1° de Mayo asume la Gobernación Bonaerense Dardo Rocha, que siguiendo sus ideas y acompañado por una comisión especial para tal fin, promulga justamente un año después, la ley que convertía en capital provincial al Municipio de Ensenada y ordenaba la creación de una ciudad que por sugerencia de José Hernandez llevaría el nombre de La Plata.
Se fundó el 19 de Noviembre de 1882 y un año y medio después se instalaron las autoridades provinciales.
El trasalado del museo de Francisco Moreno fue una de las primeras medidas adoptadas en Junio de 1884, siendo ubicadas provisoriamente en la planta alta del Banco Hipotecario.
Dos años antes, Moreno ya había sido designado como parte de la comisión encargada de la construcción de los edificios públicos entre los que se emncontraba el museo.
El 15 de Septiembre de 1884 eleva un presupuesto para lo que él denomina "Museo de La Plata" al Gobernador Carlos D'Amico, sucesor de Rocha, organizado sobre la base de las colecciones del "Museo Antropológico y Arqueológico".
El sueño de Moreno comenzaba a tomar forma.


El edificio

El 17 de Septiembre de 1884, se aprueban los planos y dos dias después se lo designa director del mismo.
Al mes siguiente se comienza con la construcción de apertura de los cimientos.
El nuevo edificio sería construído en el parque de la ciudad conocido como Paseo del Bosque, que fuera otrora estancia de Martín J.Iraola.
El ejecutor del proyecto fue el arquitecto sueco Henrik Aberg, quien en esta oportunidad trabajaría con quien fuera su ayudante en el Departamento de Ingenieros cuando éste fuera su director, el arquitecto Carl Heynemann, quien tendría más adelante la responsabilidad de terminar la obra cuando Aberg luego de más de 16 años de trabajo ininterrumpido en la Argentina se alejaba definitivamente para radicarse en Europa.
Demás está decir que Moreno vigiló con recelo y participó en todas las etapas de la construcción, interviniendo hasta en los más mínimos detalles.
Era su obra, su anhelo, su vida, el sueño de un hombre enamorado de las ciencias naturales.
La planta adoptada fue la elíptica, por sugerencia como no podría ser de otra manera, de Moreno, que inspirandose en las ideas del paleantólogo francés Albert Gaudry, proponía que el visitante al museo debía avanzar dentro del edificio en un itinerario oval que lo hiciera pasar del mundo inanimado del mineral y la piedra, al desarollo de la vida en el planeta, de plantas y animales, para culminar con el propio ser humano y su evolución física.
Moreno llamaba a ésto "anillo biológico".
Aberg y Heynemann adaptaron esa idea a la obra logrando un cuerpo central de planta rectangular con dos hemiciclos en los extremos.El edificio se cierra sobre sí mismo y ofrece unicamente dos ingresos, la entrada principal y una menor debajo del nivel del terreno por detrás.
Consta de tres pisos, el nivel inferior o semisótano con ventanas enrejadas, el principal, elevado a tres metros del terreno con todas las salas de exhibición y el superior, sobre el cuerpo rectangular central y entre éste y los hemiciclos de los extremos dos patios semicirculares.
El estilo adoptado fue el greco romano, simplemente adecuado, sin demasiads pretensiones.
La amplia escalinata de dos tramos conduce al pórtico de seis columnas de orden compuesto soportando la entablatura en donde el friso ostenta el nombre de la institución y encima de éste el frontis triangular.
Los lados de la escalinata estan limitados por muros balaustradas de mármol fosilífero alemán, por debajo de la cornisa de la facahada hay 12 hornacinas rectangulares que albergan bustos de distintas personalidades.La mayoría de las esculturas fueron realizadas por el escultor veneciano radicado en La Plata, Victor de Pol (1865-1925).
La fachada continúa con muros enteros con pilastras y portales falsos flanqueados por columnas con capitel, entablatura y tímpano en su parte superior.
El contrafrente o fachada posterior está desprovista de casi todo, sólo presenta el ingreso menor antes mencionado, repitiendose los falsos portales y sin decoración alguna, directamente se eleva el cuerpo de dos plantas con ventanales.
En el interior se accede a la rotonda de planta circular, una amplia escalera de mármol se abre en dos ramas y nos remite al piso alto donde hay grandes pinturas al óleo sobre el muro.La rotonda abarca ocho aberturas en sus muros y en su cielo raso un amplio vano circular sostenido por ocho delgadas columnas jónicas de metal y que tiene por función el ingreso de luz.El acceso a las salas son 17 planificando su entrada por la de la derecha que sigue el trayecto oval planteado por Moreno, regresando así al punto de partida.
El techo del piso superior al que se accede por una espaciosa escalera está soportado por ocho columnas metalicas y un gran lucernario con vidrios de colores por donde ingresa la luz diurna.Es más reducido que el inferior ya que carece de los hemiciclos.Son en total seis salas grandes de planta rectangular, dos con claraboyas importantes en el techo y un vano central en el piso.Los demás ambientes están destinados a secretaria y oficinas.
El edificio se completa con el semisótano de 40 ambientes destinados a depósitos, talleres, laboratorios, aulas y gabinetes.
Finalmente luego de varias aperturas al público en distintas oportunidades, se concreta, aunque no oficialmente, la definitiva en 1888.
"El imponente edificio que se alzaba hilada tras hilada colocadas por manos de obreros italianos, era un himno de esperanza al futuro del país y de su ciencia, un reto que lanzaban los hombres de la nueva capital de la ciudad portuaria, esos hombres que aspiraban a convertir a La Plata en el principal centro cultural y científico de la Argentina".

Datos extraídos de:
Mario Teruggi
Museo de La Plata 1888-1988
"Una centuria de honra"
Fundación Museo de La Plata y
Banco de Boston.-1989

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada